Logo Trefilados

Logo Ofisur

FISICOMED

miércoles, 17 de junio de 2015

EL SIERRA DE KASTRIL... MI PRIMER TRAIL (10-6-2014)

«EL SIERRA DE KASTRIL... MI PRIMER TRAIL»
 
 
Una sierra dura... desde el inicio...
 
Yo necesito que los 5 primeros Km. sean llanitos para ir calentando motores e introducirme mentalmente... 
-poco a poco-, en la aventura. 
 
 
El "karamelito" me kogió desprevenida. A mi korazón no le llegaba el aire desde los pulmones...
 
 
La salida de meta,  precipitada...
 
A los 800 m., subida de montaña, un “caramelito”,  comparado con lo que vendría después: escarpadas, 
desfiladeros,  barrancos, ...,  dentro de un terreno seco y árido, pero impresionante para la vista,
paisajes panorámicos... ¡¡¡De documental!!! 
 
 
 
Algunas subidas y bajadas, eran realmente DE DOKUMENTAL. Pero no es lo mismo, verlo, ke vivirlo.
 
Pinché en la primera subida, en ese “caramelo” de montaña... 
 
Salva, iba tranquilo, midiéndose, y sabiendo que si lo conseguía, sería de esa forma... ni más ni menos. 
A mí, me faltaba la respiración... No entraba el aire en mis fosas nasales... 
¿Dónde me había metido yo?... me dije... “Esto es mucho hueso para tan poco perro”... 
 
 
Un "chinarro" kiso atravesarse en el kamino, pero nosotros lo kruzamos por debajo.
 
 
Pero Papi sabía ya su cometido en Castril, impuesto por él mismo, desde que dije de apuntarme... 
¡Papi vendría... a salvarme! 
 
No estaba preparada físicamente para tan dura prueba: muy poco tiempo de entrenamiento...
Pero él, sí estaba preparado para que lo lograse, porque estaría a mi lado, sin dejarme desfallecer, sin
permitirme abandonar, apostando por mi capacidad de lucha y mi fortaleza para no tirar la toalla, pues 
aunque todos aún me conocen poco, él, por su inteligencia psicológica, sabe de mi personalidad... 
 
Papi iba a Castril como el genio de la lámpara maravillosa:  “A cumplir mi deseo”, 
haciendo de mi sufrimiento, el suyo, “mano con mano”... ¡No lo hubiera conseguido sin ti... Y 
lo sabes!... ¡¡ Mil gracias, Papi !! ...
 
 
Los padrinos de mi bautizo en mi primer Trail. 
Mi Salva "mindundi", mi Paki y Papi, el "genio de la lámpara".
 
 
Salva estaba ahí... No tengo dudas, pero ya era duro para él sólo... Las montañas escarpadas se estaban 
comiendo a deportistas con "más carreras" que nosotros: “dos principiantes”. A partir de esos 5 primeros
Km., ya me habitué... Cogimos a Salva, que había seguido a su ritmo, y no nos separamos ya en todo el 
camino. Nos adelantaba en las subidas, siempre concentrado en su ritmo, y lo adelantábamos nosotros en
las bajadas, como cabras montesas, comiéndonos las piedras de tres en tres.
 
Adelantábamos a gente... ¡¡¡Qué  subidón!!!... Con todos nuestros respetos, pero los había peores que 
nosotros, y eso, te da ánimo. 
 
Llegábamos a los avituallamientos: ¡Comida!, ¡¡Agua!!, tan preciada para mí, y risas, sobre todo en el de 
Las Puercas, donde un lugareño me bañó a “manguerazos”, y una buena mujer, compartió su bocata de 
jamón conmigo y me dio una pastilla de ibuprofeno para el dolor... Gente majísima, con besos de recompensa
para el hombre del burro (llamado "Alvarito")...  ¡Me dieron la vida, en ese lugar!
 
 
En otros sitios, es posible ke "Alvarito" se kede obsoleto kon 
respekto a otras teknologías, pero akí... es imprescindible.
  
A correr... Ahí, ya sabíamos, pese al agotamiento físico y el calor, que no abandonaríamos la aventura, 
porque el sufrimiento te aporta AMOR PROPIO para que la derrota no exista en tu mente... Te llenas de
fuerza “sobrenatural” para seguir sorteando todo lo que quede por venir... 
 
 
El kalor sofokante, y los arroyos sekos,
 pero en La Malena... AGÜITA FRESKITA.
  
Los últimos tres Km fueron los más divertidos. Llegamos al último avituallamiento, me hacía falta agua...
Estaba viendo visiones... ¡¡¡Una cascada!!! (La Malena). Me tiré sin pensar, como Lawrence de Arabia.
¡¡Qué fresquita!! Iba como hierro incandescente... 
 
 
Impensable dejarla eskapar. Sumergida por kompleto. Fría, pero divina.
 
 
Fotos bonitas... con Salva...   Papi, nos esperaba para terminar, porque esto, ¡¡ya estaba hecho!!... 
Quedaba ya un km para meta, y me regañaron los dos: uno por tirarme al agua de “golpazo”, sin pensar 
en el shock térmico, porque estaba demasiado fría... Y el otro, por ser tan impulsiva en mis actos y no pensar 
en las consecuencias.
 
 
Nos daba igual el tiempo, la posición y el orden entre nosotros. Lo ke sí no perdonábamos era la paella y la cervecita freskita.


 De la mano los tres, entrábamos en meta pidiendo la foto del momento, y siendo recibidos con aplausos de
los demás deportistas que ya habían terminado...
 
Y os preguntaréis, ¿qué pasó con Paqui?... Pues que la llevé en mi pensamiento toda la carrera, y sabíamos 
que la “gueparda” habría entrado en meta de las primeras, aún saliendo con retraso... Que estaría aburrida, 
pero con la incertidumbre por no saber de nosotros, y esperándonos en meta...
¡¡Es una kabra kampeona!!
 
 
Todos los males desaparecen kuando entras en meta. Todo el esfuerzo y el sakrificio, kambiado por júbilo.
 
 
Éste, mi primer trail, se lo dedico a TODOS LOS QUE ME QUERÉIS, y a mis Compañeros de Trabajo, 
porque no hubiera sido posible sin todo vuestro apoyo...
 
Siempre estaré ahí... "Querido Genio..."

EVA MARÍA BLASCO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario